TÉCNICAS DE RELAJACIÓN MEDIANTE LA RESPIRACIÓN

Técnicas de relajación que te ayudarán a vivir mejor:

Ante situaciones complicadas imagina como un punto de luz sale de tu cabeza y va bajando recorriendo tu cuerpo de tu cabeza hasta los pies lentamente…

Con este tipo de ejercicios haremos que la mente pare y nos ayudará a concentrarnos en lo que nosotros deseamos.

1º TUMBATE EN UN SITIO DONDE TE SIENTAS CÓMODA

Es mejor estar sola, con una luz tenue te va a facilitar la concentración.

2º POSTURA

La más aconsejable es tumbada con los brazos y piernas estiradas y la cabeza en reposo encima de una almohada quítate todo aquello que te incomode, como cinturones, gafas…anillos.. sujetador…etc..

3º CONCENTRACIÓN

Al principio te va a costar, no vas a estar segura si lo estás haciendo bien o no pero tranquila la relajación llegará. Tú sólo tienes que concentrarte en tu respiración…. puedes practicarlo tú sola en casa las veces que necesites.

4º RESPIRACIÓN

Respirar bien es fundamental para conseguir llegar a un estado de relajación, si no conseguimos tener una respiración intensa y fluida, nos resultará prácticamente imposible entrar en un estado de calma.

  1. Inspira el aire con fluidez por tu nariz
  2. Tienes que notar como el aire penetra en tu cuerpo y llega hasta tus pulmones, si es necesario expande tu torso para facilitar su trayectoria.
  3. Mantén el aire dentro de ti durante unos segundos.
  4. Después sólo tienes que soltarlo lentamente, esta expulsión de aire debe resultar relajante y placentera.

Es necesario que te concentres en tu respiración, olvídate del resto, sólo coge aire, siente como entra en tus pulmones y vuelve a expulsar ese aire. Siente como entra el aire y la temperatura del aire al entrar y al salir de tu cuerpo.

técnicas de relajación

5º RELAJACIÓN POR EVOCACIÓN

Para hacer este ejercicio cierra los ojos recuerda una situación que hayamos vivido experimentado algo agradable.

Cuando recordemos ese momento que hemos vivido y hemos estado relajados recuerda también cada sensación ( visual, auditiva, olfativa.. ) todo aquello que hayamos sentido en aquel momento.

Al igual que en la meditación para conseguir la calma total es necesario dejar volar la mente y concentrarse sólo en el momento.

Puedes hacer este ejercicio siempre que quieras, puedes repetirlo todas las veces que necesites.
A base de repetirlo conseguirás mejorar la técnica para llegar a tener una relajación profunda.

imagen banner Terapias naturales