Testimonio real de Azahar (Santiago de Compostela)

“Tenía un gran dilema en el juzgado, ya que mi letrado no me quería representar como yo deseaba, aun siendo yo la parte inocente.

Mi hermana había contratado hace un par de años los servicios de tarot de Ruth para arreglar un problema de sospecha de infidelidad por parte de su marido y me la recomendó. Sus palabras se fijaron en mi mente.

 ¡Es una pitonisa, hazme caso! Y afortunadamente, le pedí ayuda y orientación a Ruth. Recibí comprensión, soluciones, recomendaciones acerca de cómo actuar. Resultó ser una espectacular pitonisa, muy fiable. 

Y ahora todo salió a mi favor.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *