Carmen, 45 años. Madrid.

“No tenía ningún problema en específico, pero quería darle un cambio a mi vida. 

Llamé quizás por probar, y ante mi sorpresa, ¡fue una liberación! Ruth me describió con total exactitud muchas cosas que habían pasado y ahora veo cómo sus predicciones van saliendo. 

Es una de las pitonisas mejores de nuestro país.”